Jean en buena compañía

Enero 2018

Desde noviembre 10, he regresado a mi pequeña casa junto a la Ferme, por la capilla de la comunidad del Arca en Trosly. Admito que estoy feliz, mi vida es calmada y fisicamente estoy bien, a pesar de mi gran cansancio. Mi corazón continúa débil, estoy esperando que se vuelva fuerte, Odile Ceyrac and Christine McGrievy, la responsable de mi comunidad en Trosly, me han apoyado mucho y continúan cuidándome durante este periodo de recuperación que ha sido extendido hasta el final de febrero.

Paso las mañanas en mi cuarto del primer piso descansando, orando y leyendo. Siento mucha alegría contemplando los pájaros a través de mi ventana. No muy lejos de la casa, un gran cuervo toma posición en la punta de un árbol no muy lejos de la casa. Mira cada cosa con un aire de preocupación. ¡Es como el líder de la banda! Otros pájaros más pequeños vuelan de derecha a izquierda a su mayor velocidad. Y otros muy pequeñitos también se sientan en el árbol. Son llamados reyezuelos y son magníficos. También hay carboneros y después bandas de gorriones que parecen viajar en grupos de doce. Otros vienen y van, como estos pequeños tórtolas. Imaginen que ayer vi dos pájaros que parecían estar vistiendo sombreros rojos. Perecían payasos, no sé que estaban haciendo pero la mayor parte del tiempo se veían muy chistosos, en Trosly muy temprano en enero margaritas comenzaron a salir en mi pequeño jardín! ¿es este un signo que la primavera está por llegar?

Tuve que cancelar todos los retiros y conferencias que debía dar en La Ferme y en otros lugares. Antony Paoli, el responsable de La Ferme, quien me ha dado mucho apoyo, ha mantenido los retiros en la Ferme llamando a algunas personas maravillosas para que me reemplacen. La gracia de El Arca y el Evangelio continúa siendo anunciada y estoy muy feliz por eso.

En octubre, cuando todavía estaba en el hospital, sentí que comenzaba una nueva etapa de mi vida, una vida más dedicada a la oración, el silencio, la lectura, la soledad y algunas reuniones. Pensé que sería un buen final después de una vida muy ocupada con El Arca y Fe y Luz. Ahora tengo la impresión de que no es un final sino un comienzo. ¿Un comienzo de qué? Solo Dios sabe, ¡y Dios está lleno de sorpresas! Así que espero algo nuevo. Cada día es un nuevo día para conocer mejor a Dios, amar mejor a Jesús y trabajar por el Reino de Dios y por la paz en nuestro pobre mundo.

Descubro que no sé cómo orar, pero siempre me han dicho que querer orar ya es una oración y lo deseo mucho. Quiero conocer a Jesús mejor. Un día, le pregunté a una hermana contemplativa cómo rezaba. Ella dijo: «¡Espero a Jesús!».

Entonces, espero con mucho deseo, esperanza y paciencia; Me gustaría conocerlo mejor y estar más unido a su corazón que ama a cada persona. Aprender a amar como Dios ama a cada persona en nuestra gran familia humana en todo el mundo, cada uno con sus heridas, su cultura, su sufrimiento, su religión, sus expectativas, sus esperanzas, su cansancio.

Mientras tanto, estoy leyendo dos libros: Jesús: Una Aproximación Histórica escrita por José Antonio Pagola y Jesús y el desheredado por Howard Thurman (solo en inglés).

El primero es un teólogo e historiador de gran amplitud, que tiene mucho conocimiento de Israel en el tiempo de Jesús. ¿Cómo anunció Jesús las buenas nuevas a los galileos cuando fueron terriblemente perseguidos por los romanos, tiranizados por Herodes, maltratados por los líderes del Templo y abusados por gente rica que los forzó a pagar impuestos cada vez mayores? Jesús fue a estos pobres y les dijo: «¡El Reino de Dios está con ustedes!» Los transformó al revelarles que Dios los amaba y que la felicidad proviene de amar a cada persona con ternura y compasión.

El segundo autor, Howard Thurman, es un pastor americano negro, el nieto de un esclavo. Él habla de su gente aplastada y sufriendo. ¿Cómo podrían entender y conocer la religión de los blancos que los perseguían? Entonces pienso en esos esclavos aplastados una y otra vez y en aquellos galileos a quienes Jesús habló, un mundo de sufrimiento. Hoy hay tantas personas que sufren, que se preguntan: ¿dónde está Dios? Mi oración está dirigida a todas aquellas personas abrumadas por el sufrimiento en un mundo donde hay tantos inmigrantes, refugiados, personas envueltas en soledad o en prisión. Para todas estas personas, ofrezco esta nueva etapa de mi vida – bastante cómoda – ¡Qué venga el reino de Dios! Este reino de amor donde cada persona descubre que son los amados de Dios y llamados a amar a los demás.

A principios de año, tuvimos el placer de recibir la visita de Nayla Tabbara, que fundó Adyan con el padre Fadi Daou. Adyan es un centro en Beirut que ayuda a los musulmanes a conocer la fe cristiana y a los cristianos a conocer el Islam. Ella vino a La Ferme para darnos una charla sobre la unidad. Fue una conferencia muy hermosa. Ella es una musulmana sunita, con un gran deseo de ayudar a cristianos y musulmanes a conocerse mejor y descubrir el valor de cada uno.

A menudo pienso en ella y en todos aquellos musulmanes y cristianos que trabajan por la unidad y la comprensión mutua. Hay tantas personas creando divisiones, pero afortunadamente hay otros que quieren trabajar para el diálogo y el verdadero encuentro.

Tuve la alegría de pasar una deliciosa cena de Navidad en mi hogar, le Val Fleuri, donde cada año, por tradición, prendí fuego al pudín de Navidad, que no siempre es muy apreciado en Francia.

Quiero darles las gracias a todos y cada uno de ustedes, mis hermanos y hermanas de nuestras comunidades del Arca y Fe y Luz y a tantos otros amigos que me han enviado sus felicitaciones navideñas por buena salud y por un nuevo año, feliz y bendecido. Gracias, gracias: ay, no puedo responder a cada una como me gustaría, pero sé que cada tarjeta o carta recibida se transforma inmediatamente en un momento de comunión, amistad y oración.

Si, gracias a Dios por nuestra gran familia alrededor del mundo que él ha levantado y nos ha dado.

Para este nuevo año, que el Dios de la paz los bendiga, a cada uno de nosotros a ser un artesano y mensajero de paz.

Los llevo en mi corazón y oraciones,

Jean

Descargar la versión en PDF

Carta de Jean Vanier se envía aproximadamente cada 3 meses. La Asociación Jean Vanier es responsable de las listas de suscriptores y no comparte información de suscripción con terceros. Seuls les champs Courriel et Langue sont exigés. Les autres renseignements nous aideraient à personnaliser le contenu et à éviter les entrées doubles.

Désirez-vous recevoir par courriel un résumé des actualités autour de JeanVanier et de son impact dans le monde? Ce bulletin mensuel sera lancé à lautomne 2018.