Jean Vanier

Navidad 2013

Mis queridos Amigos, ésta es la carta que envié a todos los amigos cristianos del Medio Oriente, a petición del diario católico La Croix. Nosotros, en Francia, vivimos la Navidad en paz, pero hay quienes viven la Navidad en el sufrimiento y la guerra. La envío también a ustedes para que podamos orar juntos los unos por los otros.

Mis amigos cristianos del Medio Oriente, les escribo desde mi comunidad de El Arca, donde llevo unos 50 años viviendo con personas con discapacidades intelectuales. Conozco a muchos de ustedes gracias a mis numerosos viajes al Medio Oriente para visitar sus comunidades Fe y Luz y El Arca. Ahora muchos de ustedes viven en situaciones precarias, peligrosas, donde hay persecución, guerras e injusticias. La Navidad se acerca; Navidad, un tiempo de paz tan dulce, pero que también recuerda un momento de guerra terrible, porque Herodes asesinó a todos los niños menores de dos años alrededor de Belén; ¡qué horror! Esos gritos de los niños, de las mamás, la cólera contenida de los papás. La Navidad es también el tiempo de la larga marcha de los refugiados. José y María partieron apresuradamente con el niño para huir de las persecuciones. Hoy en día un gran número de entre ustedes son como la sagrada familia, refugiados que viven en tiendas.

Hoy no me siento a gusto lejos de ustedes, pero estoy unido a ustedes en el Cuerpo de Cristo. Estamos juntos; mi oración es la de muchos de sus amigos que quisieran rodearlos de paz. El miedo nos destruye rápidamente. Jesús con frecuencia se acercó a sus discípulos diciéndoles: «No tengáis miedo; no temas, pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros el reino». Jesús quiere decirle a cada uno: «ten confianza, eres amado, estoy contigo».

Muchos de ustedes viven en la tierra de Jesús. Esa tierra fue evangelizada por Jesús mismo y por sus apóstoles. Ustedes son muy importantes para Dios y Jesús está con ustedes; él no está ahí para suprimir los sufrimientos, sino para dar fuerza para soportarlos.

Estamos con ustedes de corazón, en el espíritu. San Pablo dijo que en el Cuerpo que es la Iglesia los más débiles son indispensables; ellos hacen presente a Jesús crucificado. Sí, los cristianos del Medio Oriente están crucificados. María está ahí con Jesús crucificado, ella está con ustedes; que ella les brinde paz y ternura.

A sus vecinos, hombres y mujeres musulmanes que honran y alaban al Dios de paz, y que son atormentados por aquellos que con la violencia desprecian el santo Nombre de Dios, díganles que oramos por ellos y con ellos. Oramos también por aquellos que han sido arrastrados a un mundo de violencia; que pueden encontrar al verdadero Dios de la paz.

Nuestro Dios les desea la paz a todos, para que podamos reunirnos con los corazones abiertos y amorosos, como hijos amados de Dios. ¡Que el Dios de paz los bendiga a todos!

En este momento (15 de diciembre) estoy dando un retiro a 45 hombres y mujeres de la calle que viven en comunidad con voluntarios en una serie de apartamentos en París. Estas comunidades son maravillosas, sorprendentes, llenas de vida y de sorpresas porque cada una de las personas acogidas tiene su historia de vida y de sufrimiento. Vinieron a La Ferme para preparar la Navidad, para orar, para lavarse los pies unos a otros como Jesús. Como son personas de la calle, han preferido que estas conferencias sean más bien intercambios. Ellos saben compartir sus angustias y temores, como saben hablar de las alegrías y las dificultades que encuentran en la vida comunitaria. Este grupo viene a La Ferme dos veces al año; algunos de ellos ya habían venido, para otros era la primera vez. Es una alegría poder anunciar a Jesús que vino a decirle a cada uno: «Tú eres importante y precioso, más hermoso de lo que puedes imaginar». Cuando estamos ahí, todos unidos en torno a la Palabra de Dios, es un poco como el Reino de los Cielos, el Reino del Amor.

Mi alegría, durante los últimos meses, ha sido dar retiros en La Ferme y dirigir a veces sesiones para miembros de El Arca. En el fondo, hablo siempre de la misma realidad: Somos transformados por los encuentros con las personas débiles que claman amistad. La visión de nuestras sociedades corre el riesgo de empujar a cada uno a subir más alto, a tener más bienes materiales, poder y fama, a apartarse de los más débiles; pero son siempre las personas frágiles quienes están más próximas a su humanidad, a su sufrimiento y a su necesidad de ser amadas. Ellas son las que muestran un camino de vida, de verdad y de amor.

No lo van a creer, pero hace unas semanas regresé a Berck para caminar por las playas, admirar las gaviotas, respirar el aire fresco del mar y orar con las Hermanitas de Jesús que nos acogieron, a Odile y a mí, durante 3 días. ¡Las vacaciones sientan bien!

Dios sigue enviando profetas como Nelson Mandela - 28 años en prisión y muchos años de trabajos forzados. ¡Qué horror! Y qué visión de paz, de libertad y de perdón. Sí, él le da esperanza a la humanidad en guerra o en fuga hacia el confort. Oremos para que cada uno de nosotros pueda imitarlo y seguirlo en ese camino de paz y reconciliación, y que Dios suscite otros hombres y mujeres como él, como Aung San Suu Kyi en Myanmar.

Dentro de unos días, con Patrick, André y los otros de mi hogar, vamos a ir de casa en casa por el pueblo para cantar villancicos: «Gloria a Dios en lo más alto de los Cielos y paz a los hombres que Él ama». Sí, gloria a Dios por la belleza de la creación, la belleza de los niños y de tantas personas maravillosas que luchan por la paz. Dios, por medio del profeta Ezequiel, anuncia: «cambiaré su corazón de piedra y les daré un corazón de carne y pondré mi espíritu en ustedes». El miedo, a menudo, nos encierra en nosotros mismos. Sin embargo, los miedos pueden transformarse por la Confianza. ¡Que nuestros corazones se abran al amor, a la paz y a esa confianza!

¡Que el Dios de la paz pueda nacer en cada uno de nosotros!

Jean

Descargar la versión en PDF

Carta de Jean Vanier se envía aproximadamente cada 3 meses. La Asociación Jean Vanier es responsable de las listas de suscriptores y no comparte información de suscripción con terceros. Seuls les champs Courriel et Langue sont exigés. Les autres renseignements nous aideraient à personnaliser le contenu et à éviter les entrées doubles.

Désirez-vous recevoir par courriel un résumé des actualités autour de JeanVanier et de son impact dans le monde? Ce bulletin mensuel sera lancé à lautomne 2018.