Etty Hillesum



“Etty Hillesum, una joven judía holandesa, fue detenida por la Gestapo. Murió en una cámara de gas en Auschwitz en 1943 a los 29 años. Entre 1941 y 1943 escribió un diario y algunas cartas que fueron publicados en el libro “Una Vida Trastornada”. Sin una formación precisa en su tradición religiosa, después de una vida hecha de encuentros amistosos, de un amor de la literatura, y de un encuentro sorprendente con un psicoterapeuta, discípulo de Jung, ella muestra un camino de unión con Dios en medio de un mundo de sufrimientos horribles. En el campo de concentración en Holanda, donde había a veces diez mil hombres, mujeres y niños judíos que esperaban el tren que les llevaría a Auschwitz, ella habla de su experiencia de Dios. No grita a Dios con rabia, no suplica a Dios que venga en su ayuda. Revela a un Dios que espera a la puerta de nuestros corazones, que espera que abramos nuestros corazones para que pueda entrar dentro nosotros para darnos su paz. El único deseo de Etty es ayudar a cada persona a descubrir que ella “es una casa donde Dios vive”.

Jean Vanier, Etre prophète aujourd’hui (Ser profeta hoy), mayo de 2003



Receive every day by email a Daily Thought extracted from Jean Vanier's publications.

Las citaciones vivas