El Arca

Hoy en día, 147 comunidades de El Arca se encuentran en 35 países de los 5 continentes. Las comunidades del Arca son lugares de vida donde personas que presentan una discapacidad intelectual y aquellos que han llegado ahí para acompañarlos, comparten la vida cotidiana.

Responsable international : Patrick Fontaine Vice-Responsable internationale : Eileen Glass L'Arche Internationale 25 rue Rosenwald 75015 Paris France

Site Web:www.larche.org



Después de más de 50 años, El Arca ha encontrado que esta vida compartida abre caminos nuevos de fraternidad : el arte de vivir juntos nace a partir de la acogida creativa de la diversidad y de la fragilidad humana.

El Arca, un encuentro que provoca otros encuentros…

Jean Vanier se encontró con Raphaël Simi y Philippe Seux, dos personas con discapacidad intelectual. Ellos aprendieron a conocerse, a ayudarse unos a otros, a construir su vida juntos, día tras día. Atrajeron otros amigos, quienes a su vez desearon compartir la simplicidad de esta vida comunitaria. Jean Vanier no « fabricó El Arca », sino que, abriendo las puertas de su casa y dando testimonio de su experiencia, él invitó a otros a vivir la misma vida. Fue así como El Arca creció de manera orgánica, siendo la savia este encuentro conmovedor entre personas que tienen una discapacidad intelectual y personas ordinarias.

Una Federación Internacional…

Hoy en día, las 147 comunidades del Arca se encuentran en 35 países de 5 continentes. Ellas ofrecen hogares, talleres, programas o redes de apoyo, según las necesidades de sus miembros y el contexto social local y otros recursos disponibles. Las comunidades se apoyan de profesionales, para asegurar un acompañamiento competente y de calidad. Son manejadas por asociaciones sin fines de lucro y financiadas en su mayor parte por fondos públicos y en los países más pobres, por organismos de solidaridad internacional.

La vida cotidiana compartida

Las comunidades del Arca son lugares de vida en donde las personas que tienen una discapacidad intelectual y aquellas que han venido a asistirlos comparten la vida cotidiana. Acompañantes y acompañados tejen relaciones mutuas que van más allá de la ayuda y el trabajo. Juntos, los miembros del Arca, ya sea que tengan o no una discapacidad intelectual, construyen su vida comunitaria: participan en las tareas, en las decisiones, en las reflexiones, en las fiestas y reuniones, al pendiente unos de los otros, especialmente de los miembros mas vulnerables. Cada quien es invitado a contribuir plenamente a la vida juntos, según sus aptitudes y deseos.

Un proyecto de sociedad

Las personas que tienen una discapacidad intelectual tienen necesidad de ser integradas en la sociedad como miembros activos y no solamente como objetos de cuidado. Nuestras sociedades necesitan de todos, incluyendo a los más débiles, para comprometerse en la construcción de un mundo más humano. En El Arca, después de más de 50 años, hemos entendido que la vida compartida entre personas con y sin discapacidad intelectual, abre caminos nuevos de fraternidad : ser diferentes y estar unidos, comunicarse sobre lo esencial con y más allá de las palabras, celebrar integrando las dificultades, profundizar en la vida espiritual, respetando las filosofías y religiones de cada uno… El Arca puede dar testimonio de que el arte de vivir juntos nace de la acogida creativa de la diversidad y de la fragilidad humana.



Receive every day by email a Daily Thought extracted from Jean Vanier's publications.

Las citaciones vivas