Un hombre apasionado por la humanidad

Jean Vanier, humanista, filósofo, teólogo y hombre de letras, es descrito por sus compañeros como un hombre compasivo y de gran corazón.  He aquí algunas facetas de este hombre apasionado por la humanidad, por la verdad y por la paz.

Con la Madre Teresa

La Madre Teresa siempre dijo que fue en septiembre de 1946 cuando fundó la congregación de las Hermanas Misioneras de la Caridad. Tenía entonces treinta y seis años de edad.  Casi veinte años después, en 1964, Jean Vanier fundaba la primera casa de El Arca también a los treinta y seis años.

Sue Mosteller

Una presencia fuera de lo común

Además de ser un profesor y un amigo humilde, Jean es un modelo a seguir y que nos inspira a través de la forma en que se pasa la vida amando a cada persona tal y como es, con sus fuerzas y sus debilidades, revelándonos de esta manera nuestra propia capacidad de amar.

Martha Bala

Un artesano de paz

La vida de Jean Vanier ha estado marcada por sus encuentros con los más grandes artesanos de paz y defensores de los derechos de los más débiles, desde la Madre Teresa hasta Juan Pablo II.

Jean-Louis Munn